Con el paso de los años, parte de los componentes de tu piel se van perdiendo, reduciendo su cantidad y haciendo que el tejido cutáneo pierda parte de su estructura, firmeza y tersura. ¿Por qué aparecen? ¿Cómo retrasar su aparición? Te resolvemos todas estas dudas

POR QUÉ APARECEN LAS ARRUGAS

A partir de los veinte años vamos perdiendo un poquito de colágeno cada año, concretamente alrededor de un 1%. Algo similar ocurre con las fibras de elastina, de manera que entre los 25 y los 30 años empezamos a notar que nuestra piel está más delgada y más frágil.

Otro de los componentes de la piel que se va perdiendo con la edad es el ácido hialurónico, cuya función es retener agua (hidratación) y ejercer como un colchón que mantiene la estructura y densidad de la piel.

La renovación celular de la epidermis también es más lenta con la edad, lo que hace que la piel se vea más fina, con menos volumen y se aprecia también una mayor aspereza y/o descamación.

A diario realizamos multitud de gestos con la cara que suponen que se formen ciertos pliegues en la piel, las llamadas líneas de expresión, que con el paso del tiempo se van haciendo más marcadas, profundas y visibles también cuando no estamos gesticulando.

IMPORTANCIA DE LA HIDRATACIÓN PARA EVITAR LAS ARRUGAS

Entre otros cuidados que debes cumplir siempremantener la piel correctamente hidratada es importantísimo no sólo para que esté más confortable y saludable, si no también para mantener su elasticidad y hacer que se vea más joven y radiante.

Si la piel está seca y/o deshidratada las arrugas aparecerán mucho antes que en una piel con una adecuada hidratación. Por eso, debes utilizar un cosmético para hidratar tu piel cada día después de la limpieza, tanto por la mañana como por la noche.

Para tu rutina de hidratación puedes utilizar una crema hidratante o/y un sérum para darle un extra de hidratación. Tú eliges en función de tus gustos y necesidades.

EL DESCANSO, TU GRAN ALIADO PARA RETRASAR LA APARICIÓN DE ARRUGAS

Cuando duermes poco o no descansas adecuadamente, la piel de tu rostro lo refleja. No sólo por la aparición de bolsas y ojeras, si no porque la propia piel se nota más apagada, con un tono más cetrino, menos luminosa y hasta más seca.

Puede que te suene un poquito drástico pero no descansar lo suficiente produce un envejecimiento prematuro, con una mayor aparición de arrugas. Esto es debido a que durante la noche nuestro cuerpo aprovecha para realizar las funciones de reparación y renovación de las células, incluidas las de la piel:

  • Al dormir respiramos más profundo y más lentamente, consiguiendo una mayor oxigenación en las células, que no se produce del mismo modo si no descansamos adecuadamente.
  • Las toxinas acumuladas durante el día se eliminan durante el sueño, si no dormimos lo suficiente se seguirán acumulando, produciendo pérdida de hidratación, firmeza y brillo.
  • Durante el descanso nocturno tu piel fabrica colágeno y elastina, dos sustancias que, como ya hemos visto, son responsables de dar elasticidad, tersura y firmeza a la piel. Sin ellas, las arrugas aparecerán mucho antes y serán más marcadas y profundas.
  • También durante el sueño la piel tiene una mayor irrigación sanguínea, lo que hace que la piel esté más receptiva y que se absorban y actúen mejor los tratamientos cosméticos que te hayas aplicado antes de acostarte.
CONFIGURACIÓN DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar las cookies haciendo clic en el botón «Aceptar» o configurarlas haciendo click en el botón «Configurar».

Cookies estrictamente necesarias
Necesarias para el correcto funcionamiento del sitio, y que por lo tanto, siempre están activas. Estas cookies permiten recordar tus preferencias al navegar por el sitio web para: identificarte como usuario cuando te registras o inicias sesión, el correcto funcionamiento del carrito y proceso de compra, y mejorar la seguridad del sitio. Este tipo de cookies no almacen información personal. Para más información consulte la política de cookies
Cookies estrictamente necesarias
Necesarias para el correcto funcionamiento del sitio, y que por lo tanto, siempre están activas. Estas cookies permiten recordar tus preferencias al navegar por el sitio web para: identificarte como usuario cuando te registras o inicias sesión, el correcto funcionamiento del carrito y proceso de compra, y mejorar la seguridad del sitio. Este tipo de cookies no almacen información personal. Para más información consulte la política de cookies
Cookies estadísticas
No son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio y puedes desactivarlas. Se utilizan para recopilar información anónima para obtener estadísticas de uso, tales como el número de visitantes diarios o las páginas que generan más interés. Para más información consulte la política de cookies
Cookies estadísticas
No son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio y puedes desactivarlas. Se utilizan para recopilar información anónima para obtener estadísticas de uso, tales como el número de visitantes diarios o las páginas que generan más interés. Para más información consulte la política de cookies
Contenido no disponible
¿Podemos ayudarte?